Los niños son un espejo frente a nuestra propia infancia

Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa en ella es una maravilla -
Gilbert Keith Chesterton

A veces, sin quererlo, nos encontramos con personas-espejo con las que obtenemos enseñanzas esenciales aunque nuestro contacto sea mínimo. Puede ser que aprendamos más de quien menos esperamos y se convierta un legítimo maestro en el camino. O que otro alguien, sabio también, nos haga salir de las tinieblas para tener una mirada más comprensiva y empática hacia nuestra propia vida y la de los demás.

Me estoy refiriendo a los niñ@s.

Diseñando el cambio. Por un mundo mejor para nuestros hij@s

Sé el cambio que quieras ver en el mundo - Gandhi

Este post nace de la convicción y de la ilusión de que con una buena educación emocional a nuestros hijos el cambio llegará y el mundo podrá ser diferente, mejor.

Dándoles lo que somos, lo que tenemos y lo que les podemos dar, podremos habitar espacios diferentes basados en el respeto y la tolerancia hacia los demás.


Todos somos maestros de todos, tanto los niños como los adultos, y juntos podemos transformar nuestro presente para que su futuro sea lo más sano y equilibrado posible.
Fomentar en casa espacios para el diálogo, la cooperación, la diversión, las emociones... darán lugar a ese nuevo mundo que todos queremos vivir.


3 retos para una maternidad sana

    La felicidad es el resultado de elegir lo que se es.
A veces la maternidad me pone del revés y se me hace cuesta arriba educar a mi hijo. Otras, disfruto de él como nadie y me tomo mi buen tiempo junto a él para fortalecer nuestro vínculo y sentirnos en conexión y armonía. ¿A qué madre no le pasa esto?

Desde que he aprendido a acompañar a mi hijo en su camino, a transitar juntos las emociones, a relacionarme con él de una manera más cercana y más dialogada, funcionamos en casa de otra manera, más fluida, más sana.

Lidiar con nuestras propias emociones no es nada fácil, lleva tiempo y esfuerzo. Y más complicado es cuando tenemos que tratar con las de nuestros hijos. Porque las de uno se ponen frente a las del otro, y, o ponemos consciencia en el momento o se desata una guerra en la que ambas emociones se enzarzan y explotamos.  

En mi caso, mi hijo me refleja muchos aspectos de mi misma a los que tengo que prestar atención y después de pasar tiempo analizándolo me doy cuenta de que sirve para reconocer el error, asimilar la experiencia, aceptarla y avanzar.
Y con ese aprendizaje bajo el brazo podemos llegar a otro punto distinto.  
Aunque a veces salten conflictos, y es normal que los haya, otros momentos son de calma y disfrute.

Minecraft, una nueva manera de aprender

¿Cómo vamos a pretender que nuestros hijos sean seres creativos o curiosos si no les damos tiempo para experimentar? - César Bona

A mi hijo le encanta el mundo cuadrado de Minecraft, uno de los más exitosos videojuegos de la historia, llamativo a simple vista por el diseño de sus gráficos... ¡son pixelados!
Es un juego de construcción virtual que consiste en construir mundos mediante bloques, crear escenarios e ir avanzando mientras descubre animales, poblados, elementos de la naturaleza..., construye objetos y recoge diferentes materiales.

Es un juego dinámico y con infinitas posibilidades de creación. Dependiendo del modo que elija, survival o creativo, tendrá unos objetivos que cumplir u otros.
Creepers, mobs, redstone, obsidiana, mesa de crafteo... son palabras recién incorporadas a su vocabulario. "Me pongo en creativo" es una de las frases que más le escucho y que ha aprendido al observar a los youtubers jugar.

LOS SERES GRISES, un cuento sobre el arte de sentir.



Dedicado a los que pintan colores en los grises de otros
por Macarena Laneve Quiroga

Esperanza, pintado por Macarena
Ellos eran así, de cuerpo gris y caras frías, callados, serios y solitarios.

Aunque estuvieran cerca de otros de su misma especie, no se relacionaban… Seguían con su silencio, sus ojos vacíos y no sabemos si la pasaban bien o mal. Así vivieron muchos años.

Un día, igual a otros pero definitivamente diferente, apareció un intruso, un visitante curioso que por casualidad y distracción, se detuvo en un rinconcito de su mundo a contemplarlos.
Se trataba de un pájaro. Y como los pájaros vuelan, son los seres que más cosas han visto en la tierra y en el cielo; son muy buenos observadores y por ello, aprenden todo el tiempo. Tienen la sabiduría de todo viajero y el buen humor de quien anda por la vida sintiendo la libertad.

Resulta que este pajarito al que llamaremos “Salvador”, notó algo muy raro en esas personas grises. Se dió cuenta que a diferencia de otra gente que había conocido, éstas no manifestaban ninguna emoción. Todos los días eran iguales y nada parecía entusiasmarlos ni entristecerlos demasiado.
Pensó y pensó cómo podría ayudarlos hasta que tuvo una idea…